Recuperar nuestras ciudades para convivir tranquilos.

La inseguridad en nuestras ciudades comporta efectos nocivos para nuestra vida en comunidad: somete a la ciudadanía al constante temor de perder sus medios de vida, las ganancias del día o la integridad y hasta la vida propia o la de algún ser querido. Por miedo a ser víctimas de algún hecho delictivo o violento, dejamos de hacer algunas actividades en nuestro día a día, o invertimos nuestros recursos para contar con medidas de protección personal, para nuestras familias y/o para nuestros emprendimientos. En síntesis, la inseguridad no solo nos cuesta dinero, sino que rompe las bases de la vida en comunidad y la acción colectiva.

Si bien la inseguridad está asociada a cuestiones estructurales, también hay factores inmediatos que generan

situaciones oportunas para que ocurran hechos delictivos. A lo largo de las ciudades existen múltiples lugares y momentos en los que se configuran estas oportunidades, haciéndonos vulnerables a algunas de estas situaciones en nuestra rutina diaria.

El programa Prevención Situacional e Inseguridad Urbana – URPIS tiene como propósito gestionar iniciativas de prevención situacional del crimen y la violencia en espacios públicos para que la ciudadanía se desenvuelva con tranquilidad durante sus rutinas diarias. Se trata de un programa del Instituto de Criminología interesado en la tranquilidad de la ciudadanía en su día a día.

Líneas de trabajo

Análisis situacional de riesgos y factores asociados a hechos delictivos y violentos en entornos urbanos.

Diseño y acompañamiento en la implementación de intervenciones para la prevención situacional de hechos delictivos.


Contacto